Damià Abella

Mi mirada
al fútbol
es muy parecida
a la que tengo
de la vida

Nací, crecí y me desarrollé alrededor de un deporte que lo es todo para mí.

Ahora, observo lo vivido y siento lo que hago con toda la intención, con la tranquilidad de saber que algo tan complicado como el deporte del fútbol puede ser tremendamente sencillo si manejas una visión clara, una preparación adecuada y una intensidad positiva.

Mi experiencia

  • 2003-2004

  • 2004-2006

  • 2006 - 2006

  • 2006-2007

  • 2008-2012

  • 2014-2016

  • ACTUALIDAD

Mi experiencia

Mi oportunidad de transformar la pizarra en jugadas y la táctica en pericia llegó en la temporada 2003/2004 cuando debuté en 2ªB con el equipo de mi ciudad natal, la Unió Esportiva Figueres. Tres goles y 19 partidos después en el club gerundense, Pere Gratacós, dirigente por aquel entonces del filial del FC Barcelona, decidió llevarme con su equipo a la ciudad condal para disputar la campaña 2004/2005.

Durante esa temporada, el primer equipo del FC Barcelona sufre varias bajas de importancia y de esta manera tuve la posibilidad de entrar en convocatoria y debutar en partido oficial el 27 de octubre de 2004. Frank Rijkaard era el técnico culé en aquel momento y apostó por mí en varias ocasiones, mi debut en La Liga se produjo unos días más tarde, el 31 de octubre de 2004, contra el Athletic Club en San Mamés.

Finalizamos la campaña siendo campeones de Liga y el FC Barcelona me ofreció la renovación por las tres próximas temporadas en las que tuve ocasión de defender la samarreta blaugrana en dos clásicos contra el Real Madrid. La mala fortuna hizo que unas molestias en la cadera me apartaran varios meses de los terrenos de juego, situación que provocó mi cesión en enero de 2006 al Racing de Santander. Aquí inicié una etapa de crecimiento personal y deportivo de la mano de Manuel Preciado. Mi afianzamiento en 1ª División fue cogiendo forma y el 18 de marzo de 2006 marqué mi primer gol como profesional contra el RCD Espanyol.

Tras firmar una buena segunda vuelta, el Real Betis se interesó por mí y fui traspasado al club verdiblanco para afrontar la temporada 2006/2007. Un año más tarde, tras someterme a una intervención de cadera, volvía a los terrenos de juego gracias a Héctor Cúper.

Después de cuatro temporadas en Sevilla, firmé como nuevo jugador de CA Osasuna. Defendí el escudo del club rojillo en los cuatro años posteriores, alcanzando en el último el brazalete de capitán. Esta etapa de madurez deportiva me abrió un nuevo horizonte en en Inglaterra en un proyecto de devolver un histórico a la Premier League.

El 9 de agosto de 2014 me incorporé a la plantilla del Middlesbrough FC dirigido por Aitor Karanka. Tras ocho partidos consecutivos como titular caí lesionado de gravedad, y la mayor parte de mi periodo en Inglaterra fue de lucha constante en ese proceso de recuperación. En la segunda temporada conseguimos cristalizar el proyecto de ascenso a la Premier League en mayo de 2016. Tras la consecución de este objetivo, en  junio de 2016 abandoné el fútbol en activo, pero el fútbol nunca me abandonó a mí. Tampoco me abandonó la resiliencia, ni el optimismo, ni las ganas de ver la pelota rodar.

Por ello sigo ligado a este deporte; me he formado como entrenador profesional a través de la Federación Catalana de Fútbol y actualmente soy seleccionador de la selección catalana sub 18.